Las Claves del Éxito (por Cho Hakkai)

Existen dos claves para el éxito que son extrapolables a muchos ámbitos de nuestra vida y, por supuesto, podemos aplicar a la hora de presentar nuestra obra a un certamen o convocatoria literaria. Si estás leyendo este post, seguramente quieres descubrirlas y, antes de desvelar nada, voy a mostrarte unos errores severos con los que me he topado como miembro del jurado de Insomnia Ediciones en distintas ocasiones. Te garantizo que pueden suponer el descarte de una obra.

Las prisas son malas compañeras

Ni un relato se escribe en un abrir y cerrar de ojos, ni una novela de la noche a la mañana. Si presentas tu trabajo sin dedicarle el tiempo suficiente, puede que el resultado final sea un esbozo de a lo que realmente aspira. Un síntoma inequívoco es encontrar obras inacabadas, insulsas, aburridas, mal escritas e incluso otras con un inicio maravilloso, pero que pierden fuelle por momentos y se desinflan hasta desembocar en un final precipitado.

Severos fallos argumentales

Los errores siempre pueden corregirse pero aquellos que replantean los cimientos de una obra, podrían conllevar un laborioso proceso de reescritura hasta obtener la coherencia y cohesión necesaria y, por desgracia, tu obra del futuro ya remodelada no es la que está valorando un jurado del presente.Incumplir las bases. No todos leen las bases del concurso o convocatoria, y eso se traduce en la recepción de obras que se descalifican por sí solas.

Escasa originalidad

La falta de originalidad no podemos considerarla como un error, aunque sí un factor determinante que aumenta las posibilidades de que tu trabajo no llegue a ver la luz. Todos somos humanos, y a lo largo de nuestra vida hemos desarrollado una forma determinada de pensar y resolver problemas. Por ese mismo motivo puede ocurrir que muchas obras conserven aspectos similares como ambientación, arranque, desarrollo, tipo de personajes o, dicho de otra forma, algunos autores han encontrado caminos semejantes para resolver el reto argumental de una convocatoria. ¿Cuál de entre todas las obras que se parecen elegirías? Sin duda, la mejor. Si apuestas por una forma diferente de pensar y sales de lo convencional, en el plano argumental podrías resaltar por encima de obras con un planteamiento común.

Por otra parte, aprovecho la ocasión para animarte a seguir escribiendo, ya seas autor experimentado o como si aún no te manejas con soltura. No te preocupes, con la práctica se consigue todo y te aseguro que mejorarás día tras día, por lo que te recomiendo que nunca tires la toalla y nunca dejes de soñar, escribir y crear.

Ahora que llego al final, puede que te estés preguntando por las dos indudables premisas del éxito cuya existencia prometí. Son ciertas, y las he usado como un truco para captar tu atención e intentar que llegues hasta el final de este artículo. Así que cumpliendo con mi parte del trato, la primera clave es “Nunca digas todo lo que sabes”, y en cuanto a la segunda…

¡¡Hasta la próxima!!

Cho Hakkai

The following two tabs change content below.

Kenta

Últimas entradas deKenta (ver todo)

Leave a Comment

Nuestros Libros

Newsletter

Make sure you don't miss anything!